Nadie alcanzó a imaginar que ese hombre que mordió al perro, fuera dominado por una bola de sebo que enmascaró y confinó a 7 mil millones de terrícolas. Menos, que la microscópica partícula se convirtiera en verdugo de los medios y la sociedad. Los sorprendentes avances de la ciencia de las comunicaciones informativas, reciben el más brutal golpe jamás imaginado.

larga ética en el periodismo 

Mientras el hombre destruía la naturaleza, desconocía el calentamiento, anteponía la guerra sobre la paz, para conservar sus privilegios, una minúscula corona destructora lo penetró, para aplicarle una pandemia justiciera.

Los medios, el periodismo y la sociedad, hacen parte hoy, de las cifras diarias que muestran el deterioro de este mundo. Las falsas noticias, la manipulada deslealtad, la tardanza en comunicar los hechos y la entrega al gran capital, han debilitado y desdibujado al cuarto poder.

Con amargura, he visto llorar a Darío Arizmendy, cuando se enteró del cierre del periódico El Mundo. El gran diario, entró al torrente de medios que desaparecen. Hay muchos en capilla. El Espectador logró eludir la fila, pero la espada pende sobre canales, diarios, gacetas, noticieros, que se esfumarán durante esta crisis y que difícilmente reaparecerán.  

Los esfuerzos por avanzar tecnológicamente de nada han servido, porque paralelamente existen obstáculos que los debilitan, corrompen, prostituyen y los utilizan para beneficios económicos, políticos y personales. Gobiernos y diferentes poderes, quieren convertirlos en siervos y vasallos.

Las escuelas y centros de enseñanza, no preparan a millares de jóvenes que jubilosos y entusiastas, quieren convertirse en fiscales de la sociedad. Los vicios, los salarios de hambre, la inexistencia de oportunidades, de veracidad y de lealtad, que hoy reinan, desvían a estos profesionales hacia otras disciplinas.

Los contratan por centenares y de igual manera los despiden, sin haberles permitido demostrar sus capacidades, su talante y su misión.

Esta sociedad, cada vez peor informada, actúa como los borregos de panurgo.

Falsos líderes sin escrúpulos la confunden, gobiernan, engañan  y manejan. El voto perdió valor y limpieza. Su compraventa implanta corrupción y malos gobiernos.

¿Dónde está el periodismo? ¿dónde la decencia, la denuncia, la investigación, el comentario, la opinión, la reportería? Quedan por fortuna profesionales que resisten el despido, antes de claudicar y traicionar a su sociedad, a sus comunidades, a sus principios. Unos investigan, otros opinan y otros ejercen la reportería. Los tres, son el fiel de la balanza. Impiden los desafueros de quienes se creen los dueños de todo. De que la sociedad y la comunidad piensen, actúen, protesten y trunquen los privilegios de unas minorías autoritarias que les roban el futuro y la esperanza.

La reportería debe ser ejercida con la ética, los principios y las lealtades, que nos dejó como infranqueables normas Javier Darío Restrepo. Si a ella la acompañan y apoyan empresarios íntegros y dirigentes honestos, estaremos ante el principio del fin del horrendo título mundial de campeones de la corrupción y la desigualdad.

Colombia abriría sus puertas a una prensa independiente, con reporteros que acudan a las fuentes, las respeten y se hagan respetar. Que no se nutran de boletines y twitters que disfrazan verdades.  

Reporteros e investigadores, acompañados por columnistas íntegros, podrán edificar una sociedad y una opinión pública que saque a este país de la encrucijada en la que nos tienen el covid-19, la injusticia, los líderes corruptos, las bodegas, los falsos periodistas y los enemigos de la paz.

Así lograremos recuperar y fortalecer una prensa confiable y digna,  basada en la verdad y la independencia que espera una patria hambrienta de noticias oportunas, veraces y leales y a expresarse sin presiones de ninguna índole. ¡Que los perros muerdan a los enemigos de la libertad de expresión! Con estos objetivos la sociedad, impedirá el cierre de medios y periodistas desempleados. 

En este día del periodismo, los invito a ejercer la reportería, que es la  base del periodismo ético que nos legó Javier Darío Restrepo, para alcanzar la verdad, la justicia y el equilibrio social.

Señal en vivo

Cuando no puedes estar frente a la TV pero no quieres perder nunca los contenidos de nuestra programación. Aquí encontrarás nuestra señal en Vivo.

Temáticas destacadas

Estrenos destacados

Ahora en Zoom podrás explorar una parrilla de programación cada vez más variada y multiplataforma. Estos son nuestros próximos estrenos para nuestra Señal de TV y plataformas sociales.

Transmisiones Especiales

Esos contenidos que no puedes dejar pasar, que son de tu interés que tienen ese espacio reservado.