El pasado 10 de octubre iniciaron las manifestaciones estudiantiles desencadenadas por una existente falta de financiación a la universidad pública por parte del Estado colombiano. Es así, como después de dichas movilizaciones, este 19 de noviembre se llevó a cabo el primer diálogo directo entre los líderes estudiantiles y el Gobierno Nacional, representado por la Ministra de educación, María Victoria Angulo y otros entes gubernamentales.

Actualmente, de acuerdo con lo señalado por el Presidente del Sistema Universitario Estatal – SUE, Jairo Miguel Torres Oviedo, la universidad pública afronta una crisis financiera de 18,2 billones de pesos, 15 billones en materia de infraestructura y 3.2 billones en funcionamiento,  y, la razón de esta falta de financiación, afirman los rectores de las Instituciones de Educación Superior - IES, es que la inversión depende directamente del crecimiento del Índice de Precio al Consumidor – IPC, por lo tanto, si este no aumenta, el dinero destinado a las universidades tampoco.

3 Nota Edu

(Lea también: UNA LUCHA POR LA EDUCACIÓN PÚBLICA, LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA EXIGE FINANCIACIÓN DIGNA, y EL GOBIERNO SE COMPROMETE A TRABAJAR EN EQUIPO CON LA EDUCACIÓN SUPERIOR PÚBLICA).

Hasta la fecha, se han presentado varias manifestaciones multitudinarias para exigir al Gobierno Nacional proponer soluciones que acaben con la falta de financiación de raíz, en respuesta a las solicitudes, el presidente de la República, Iván Duque Marquez, propuso aumentar para el próximo año, un billón de pesos el presupuesto bienal de regalías para la educación pública.

Asimismo, luego de una reunión con los 32 rectores de las universidades públicas del país, el presidente se comprometió a destinar recursos excedentes de cooperativas en la universidad pública, así como incrementar el presupuesto tres puntos porcentuales por encima de IPC para el año 2019 y cuatro puntos porcentuales los siguientes tres años de gobierno.

Sin embargo, la comunidad universitaria afirma que no es suficiente lo ofrecido por el Gobierno Nacional, pues, esto no soluciona la falta de financiación, además es necesaria una política permanente que asegure el buen funcionamiento de la universidad pública, no solo en el gobierno del actual presidente, sino en futuros gobiernos.

Posteriormente, luego de casi un mes de manifestaciones, el 19 de noviembre, se llevó a cabo la primera mesa de diálogo directo conformada por la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles – Acrees, la Unión Nacional de Estudiantes de Educación Superior – Unees, la Federación Nacional de Representantes Estudiantiles - FENARES, docentes de la Universidad de Antioquia, la Asociación Sindical de Profesores Universitarios – ASPU, la Ministra de educación, María Victoria Angulo, el Director de Colciencias, Diego Hernández y representantes del Ministerio de Hacienda y el Departamento Nacional de Planeación.

En la mesa de diálogo no se concretaron acuerdos puntuales, no obstante, los líderes estudiantiles expusieron sus peticiones ante los representantes del Gobierno, en donde se exigieron los 560 millones de pesos necesarios para que las universidades públicas puedan finalizar el 2018, asimismo, 3.2 billones de pesos para el funcionamiento de las mismas, un plan de pagos para mitigar la deuda histórica, 1.5 billones de pesos para las instituciones de educación técnicas y tecnológicas, y, $700.000 millones de pesos para invertir en ciencia y tecnología.

De esta manera, el martes se retomará la negociación entre los representantes estudiantiles y el Gobierno Nacional, con el fin de avanzar en las peticiones realizadas para que la universidad pública siga en funcionamiento y se logre una financiación de calidad permanente.

Por otra parte, este 28 de noviembre, además de la comunidad universitaria, agricultores, centrales obreras y camioneros se suman a la gran movilización que se llevará a cabo en 32 ciudades del territorio colombiano durante 24 horas.