Con diferentes marchas por todo el país, el miércoles pasado, la universidad pública defendió en las calles y en el Congreso su permanencia en el sector educativo, a pesar de la desfinanciación que sufre actualmente. 

Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla fueron las ciudades con más fuerza en sus manifestaciones, sin embargo, toda Colombia marchó por la educación pública superior, en una jornada pacífica, que pone de manifiesto la crisis de las políticas del gasto educativo que afecta a las 32 universidades públicas del país.

Con un cálculo aproximado de más de quinientas mil personas marchando en todo el territorio nacional, las movilizaciones del miércoles fueron el inicio para dar solución a una crisis financiera que llega a un aproximado de 18,2 billones de pesos, lo cual, hace complejo que las instituciones públicas de educación superior sigan en funcionamiento.

EDU P

En la ciudad de Bogotá, una de las marchas con más participación fue la liderada por estudiantes, empleados, egresados, organizaciones de maestros e investigadores de la Universidad Nacional, que desde la carrera 30, en sentido sur, protagonizaron la radiografía del ánimo estudiantil por proponer soluciones en un panorama agotado por la legislación colombiana y el clientelismo político.

La Plaza de Bolívar fue una vez más, el centro de encuentro en la capital colombiana, donde representantes de las universidades públicas de Colombia expusieron las diferentes situaciones que se viven en cada departamento; financiamiento, fallas en infraestructura, capacidad tecnológica y recortes en investigación, desgastan las IES que representan el país.

Al mismo tiempo que el pueblo colombiano se movilizaba, el Gobierno Nacional anunciaba la reasignación de 500 mil millones de pesos para la educación, del cual sólo el 11%, será destinado a las universidades públicas. Dicha suma se distribuirá de la siguiente manera:

  • 223.000 millones para inversión en educación
  • 121.000 millones para el programa de gratuidad
  • 101.000 millones para excelencia educativa
  • 55.000 millones para la base presupuestal de la educación superior pública

Asimismo, en el Congreso de la República se debatieron y expusieron varios puntos importantes en el ‘Gran Foro por la Dignidad de la Educación Pública Superior’, como lo fue, esta reasignación para el presupuesto de la educación superior del 2019.

Ante esta respuesta del Gobierno Nacional, el Sistema Universitario Estatal-SUE manifestó que la adición no fue lo inicialmente solicitado ante el Congreso de la República en las comisiones económicas.

En esta línea, se expuso la necesidad de construir una política de Estado que fortalezca realmente las universidades públicas, debido a que, dicha suma, solo equivale al 2.8% de la deuda acumulada con las universidades públicas y no representa una solución definitiva.

En el marco del foro, el Representante a la cámara del Departamento del Meta, Jaime Rodríguez, en nombre de los Congresistas y Representantes de Colombia, expuso la presentación de un proyecto de ley que busca destinar recursos existentes, como lo son, los provenientes del 4*1000, para invertir en la educación de jóvenes estrato 1,2 y 3, ayudar a las instituciones públicas a solucionar sus problemas de financiación, ampliar su cobertura y mejorar la calidad e instalaciones.

Asimismo, los rectores de las universidades públicas manifestaron la necesidad de un sistema que tiene que repensarse de manera obligatoria para su inmediata mejora, por ende, expresaron su inconformidad en cuanto al medio billón de pesos que será destinado a la educación superior estatal, lo cual, representa una mínima parte para la base presupuestal.

De esta manera, el presidente de la República, Iván Duque, al finalizar la jornada puntualizó que todas sus energías y capacidad laboral estarán apuntadas, para que con el equipo de gobierno y todas las bancadas del Congreso se logre el fortalecimiento en el presupuesto y la calidad de las IES públicas.

Conozca el comunicado completo del SUE aquí