Entre el 50% y un 80% de dióxido de carbono se reduce con el primer vuelo con aceite de cocina reciclado, una alternativa para ayudar al medio ambiente.

 Con un recorrido de 11 mil kilómetros, el vuelo HU497 que partió desde Pekín  para aterrizar en el Aeropuerto Internacional O´Hare de Chicago el pasado martes con combustible no fósil, se convirtió en el primer vuelo ecológico en el cual el presidente Sun Jianfeng de Hainan Airlines y capitán del vuelo, manifestó y demostró que si se podían usar biocombustibles en la aviación.

El resultado que arrojo el vuelo entre ambos países deja al conocimiento que la reducción es favorable al disminuir entre el 50% y 80% de dióxido de carbono, lo cual permite abrir y replantear nuevas alternativas frente a que el uso de aceite de cocina reciclado si es una vía por la cual se puede combatir  la contaminación atmosférica.

Dicho invento que ya era estudiado en años anteriores y aplicado en otros países se dio con el fin de atender a las alarmantes cifras de contaminación que hay en el mundo principalmente en los países asiáticos que durante la Cumbre del Clima en Bonn, Alemania, se pronunciaron frente a la preocupación de no poder atender de manera óptima las dificultades de las emisiones de gases en la que más de 15 ml científicos exclamaban que “Estamos al borde de una extinción masiva”.

Esta idea fue planteada por parte de la empresa Sinopec, que al ser una de las compañías petroleras más importantes en el país asiático; fue fundada en los años 2000 para convertirse luego en una de las más destacadas y rentables empresas en China.