Junto a un proyecto de ley, se busca proteger las colmenas y abejas que han sido afectadas por el envenenamiento y uso de herbicidas, que según los apicultores han afectado a más del 30%.

Según el Colectivo Abejas Vivas, se afirmó que se han presentado más de 15 mil colmenas envenenadas por agro-tóxicos es decir, el uso de herbicidas que ha afectado un total de 34% de las abejas, tras ser un producto que base de tabaco, perjudica el sistema central del insecto. Esta practica, conllevó a que dentro de la Cámara de Representantes se radicará un proyecto de ley  que busca la conservación y protección de este animal que para el medio ambiente y el hombre es de vital importancia.

“Le estamos dando una mano a la agricultura”, es el proyecto por el cual el senador Jorge Eliecer Prieto busca amparar la vida de las abejas al conocer que ese insecto no solo es el principal polinizador de cultivos, sino también, de ayuda a la conservación y producción de la agricultura, ya que según Prieto “con esta iniciativa muchos campesinos tienen una aceptable fuente de ingreso a la vez que ayudan a mantener una flora vigente”. Pero este senador,  no es el único en estar de acuerdo con el proyecto de ley; también lo está el senador Luis Evelis Andrade del partido MAIS al establecer que no solo es “un proyecto que es parte de nuestra filosofía, porque se busca la relación armónica con la naturaleza…” sino también, que  “…con la protección de las abejas se protege la seguridad alimentaria porque estás irrigan semillas que estimulan la reproducción de nuevas plantas”.

bees okok

Siendo asi, el Partido Liberal calificó el proyecto de ley como ´innovador´, tras ver que Colombia busca ser parte de los países que están en pro de la conservación de las abejas, tras conocerse a nivel mundial cifras escandalosas en países como Estados Unidos, Japón y Europa frente a las perdidas consecutivas de ese animal. Por ejemplo, mientras Estados Unidos sacó un reporte del 30% de abejas envenenadas por el uso de quimicos como el neonicotinoides, Japón reportó un 25% y Europa declaró un 53%.

Tras ver esos porcentajes, países mencionados anteriormente no demoraron en aplicar sanciones y moratorias. Con ello, Colombia busca con su proyecto de ley declarar la protección de este insecto como interés nacional con el fin de, no solo beneficiar la vida de los apicultores sino también, de implementar nuevas estrategias que regule el uso de esos insecticidas.