Tras 5 días del cese al fuego, el presidente Juan Manuel Santos responsabiliza al grupo armado ELN por derramar crudo en Caño Limón.

La mala jugada del grupo armado ELN que está a próximas de acordar el cese al fuego, perjudicó esta semana  tres fuentes  hídricas del departamento de Santander, principalmente en la zona rural del  municipio de Teorama, al regar crudo que afectó no solo el río Catatumbo sino también, las quebradas de  La Cristalina y La Tiradera.

Desde las redes sociales varios funcionarios de alto cargo manifestaron su descontento y repudio por esta acción inhumana. El primero en demostrar su enfado fue el presidente Juan Manuel Santos tras expresar vía Twitter "Condeno atentado a Caño Limón Coveñas, que afecta a la población civil y deja grave daño ambiental". Le siguio Juan Camilo Restrepo jefe de la delegación del Gobierno en los diálogos con el ELN, infirió desde Quito, Ecuador “Parecería que, con estos insensatos prólogos, el ELN quisiera entrar en cese al fuego el próximo 1 de octubre con el mayor repudio y descrédito posible ante la opinión colombiana” ente otros.

Por su parte, Ecopetrol hace un llamado a todos los habitantes de la región frente a las diversas prevenciones que se deben  tener en cuenta para evitar que el crudo siga afectando la naturaleza y por ende la vida humana. Las principales recomendaciones que hace la empresa para la comunidad es evitar la manipulación de todo producto que  pueda generar fuego, como es el caso de las velas, las fogatas, el cigarrillo  y los motores.

Según Jesús Leid Montagut alcalde de Teorama el atentado afectaría a más de 700 familias no solo en cuanto al no consumo de agua sino también, al encontrarse expuestos a posibles gases inflamables, si se llega a manipular alguno de los elementos mencionados anteriormente; Leid expreso que “Todos los protocolos de riesgo ya fueron activados a través de la Alcaldía, para tomar las precauciones por la cantidad de gases tóxicos e inflamables que son liberados por la presencia del hidrocarburo”.

Este atentado no es el primero que se le responsabiliza al grupo armado ELN, ya que según informes periodísticos, hace cuatro meses un caso similar ocurrió en el municipio del Carmen ubicado en el Norte de Santander que por consiguiente dejó a más de 3.500 personas sin agua. Sin embargo, ya van más de 40 los ataques que este grupo armado  ha ocasionado durante el transcurso del este año.