Durante la celebración del Día Nacional de la Diversidad Biológica, el pasado 11 de septiembre;se dio a conocer que Colombia cuenta con nuevas especies en flora y fauna.

Colombia, se posiciona entre los 10 países con mayor variedad y conservación de flora y fauna, al tener un aproximado de 57.000 especies.

Sin embargo, esta cifra sigue en aumento al ver que científicos y biólogos continúan encontrando especies dentro del largo y ancho del país, como fue el caso de la Marmosops chucha, la salamandra Bolitoglossa yariguiensi, el cangrejo cavernícola entre otras durante el transcurso de los años 2016 y 2017.

Especies encontradas, como la (Marmosops chucha) y la (Marmosops magdalenae) son los nuevos animales que fueron descubiertos cerca del Valle de Aburrá y los costados del río del Magdalena. Comúnmente, son llamadas zarigüeyas o comadrejas al caracterizase por su gracia al caminar, su habilidad en hacerse las muertas a la hora de sentir peligro y su manera de proteger a sus crías al mantenerlos en una bolsa pequeña; estas, no son roedores; independientemente de tener un aspecto físico de ratas o ratones, más bien, son emparentados con koalas o canguros dentro del mundo animal.

Otra de las especies encontradas, fue la salamandra Bolitoglossa yariguiensi, los cangrejos   cavernícolas y el pez más pequeño de agua dulce en Suramérica.

Mientras la salamandra Bolitoglossa yariguiensi, es un anfibio único dentro de los 367 anfibios endémicos que hay en el país, y la número cinco en la región de Santander, son animales que, al ser de un tamaño pequeño, se caracterizan porque en sus palmas uno de sus dedos sobresale, las proporciones de su cabeza, el hocico y el conteo de sus dientes, son poco comunes a la salamandra que tradicionalmente se conoce.

El nombre de esta nueva especie se da en honor a la etnia indígena yariguí que antes habitaba en la serranía.

Ahora bien, siguiendo con el listado de las nuevas especies que habitan en el reino animal, los cangrejos cavernícolas por su parte fueron descubiertas en la laguna subterránea del municipio de Pauna, Boyacá, por un grupo de personas del Instituto Humboldt, el pasado mes de junio del presente año. Estos, se caracterizan por alimentarse de murciélagos muertos, vómito o excremento de guácharos. Son ciegos, pero sus patas cuentan con una especie de pelos – semejantes a los bigotes de los ratones o las barbillas de los peces bagre, que funcionan como sensores para sentir vibraciones o cambios en la temperatura.

No obstante, el pez más pequeño de agua dulce, es un pez bagre que según expertos mide menos de un centímetro y fue encontrado entre el rio Tomo y el caño Terecay – Marandúa. Pero como si fuera poco, dentro de la vida vegetal se descubrieron durante el mes de marzo dos magnolias más, según el Jardín Botánico de la ciudad de Medellín. Estas, se caracterizan por ser flores blancas grandes, perfumadas, con un follaje tupido y unas hojas grandes de color verde oscuro. Pero independientemente, de que sean flores fáciles de encontrar en países como Estados Unidos, México, y continentes como Asia y Sudamérica en Colombia son de mayor relevancia debido a su abundancia, posiciona al país como el segundo lugar en tener mayor cantidad y diversidad de magnolia, solo superado por China.