22 de junio de 1986, el partido por los cuartos de final entre las selecciones de Argentina e Inglaterra, paso como una final adelantada.

La copa del mundo de México de 1986, fue un escenario para la historia del fútbol, donde Diego Armando Maradona llevó a cabo su obra cumbre que lo consagró como el mejor jugador del mundo de toda la historia.

Era el minuto 51 y el argentino convirtió el primer gol, impactando la pelota de una manera sutil e imperceptible con su mano, sin oportunidad para que los jueces vieran la acción de juego, venciendo así el arco defendido por el arquero inglés Peter Shilton, quien perdió en el salto dentro del área. El gol convertido ese día, se convertiría en uno de los más polémicos de los mundiales, llegando al punto de ser bautizado como la “la mano de Dios”. 

detalle mexico86

Sin embargo, cuatro minutos más tarde, llego el segundo gol, marcado por Maradona en una acción donde recorrió con el balón más de sesenta metros en velocidad, dejando en el camino con sus movimientos a seis jugadores rivales antes de rematar con el arco vacío. Aquella jugada, es una obra de arte del fútbol, siendo un gol que no se va a repetir por la calidad y en el escenario donde se llevó a cabo, conocida como “El gol de Maradona a los ingleses”.  La historia de ese mundial cerro con un final donde Argentina se coronaría campeón, jugando la final frente al seleccionado de Alemania Federal.