La corrupción es un fenómeno social que afecta el desarrollo económico, social y cultural de una nación, es por eso que, distintas entidades crean políticas públicas que buscan reducir las cifras de corrupción en el mundo.

 

Corrupción web

Por: Redacción Canal ZOOM.

Archivo: Organización de Naciones Unidas – ONU.

Con el propósito de generar conciencia acerca de los efectos secundarios de la corrupción, la Asamblea de las Naciones Unidas designó el 9 de diciembre como Día Internacional Contra la Corrupción, esto, con el objetivo de luchar contra ella y prevenirla.

Asimismo, el 31 de octubre de 2003 la Asamblea General aprobó la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, la cual, entraría en vigor dos años después, es decir, en diciembre de 2005, asimismo, el Secretario General designó a la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), como la secretaría para la Conferencia de los Estados Partes de la Convención.

"La corrupción engendra más corrupción y fomenta una cultura destructiva de impunidad. La Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción es uno de los principales instrumentos de que disponemos para avanzar en esta lucha. El Objetivo de Desarrollo Sostenible 16 y sus metas también ofrecen pautas para la acción". — Secretario General, António Guterres.

En el caso colombiano, el país pierde más de $50 billones al año por la corrupción, lo que probablemente serviría para construir más de un millón de casas de interés social, pues Colombia ocupa el puesto 90 entre 176 naciones evaluadas por la Transparencia Internacional.

Según datos de El Tiempo, el 80 por ciento de los empresarios colombianos que respondieron la ‘Encuesta global sobre el fraude 2016’, de Ernst & Young, admitieron que en sus negocios hay corrupción. Y lo que es peor, el 30 por ciento está dispuesto a falsificar estados financieros y pagar sobornos por un contrato.

Uno de los escándalos más sonados en los últimos tiempos, son los sobornos de Odebrecht, un evento en el cual están involucrados senadores, congresistas, empresarios y precandidatos.

A menudo, la sociedad piensa que está a merced de la corrupción, pero este es un tema que afecta todos los aspectos de la vida de los ciudadanos, un tema que parece no dar tregua con los agentes que luchan contra esta, un tema que se debe tratar con la importancia que merece, buscando alternativas que permitan su reducción, o mejor aún, su desaparición total.