La Corporación Pilas con el Ambiente, en desarrollo de su programa “Pilas Que Dan Vida”, estableció una alianza con la Fundación Humedal Torca-Guaymaral, para apoyar la restauración de los ecosistemas de la Sabana de Bogotá, con el propósito de mejorar el hábitat de la fauna silvestre.

 pilas 1

 Foto: Corporación Pilas con el Ambiente.

Por: Corporación Pilas con el Ambiente.

Por cada 15 kilos de pilas domésticas que recolecten los colegios de Bogotá durante el mes de septiembre y octubre de 2019, Pilas con el Ambiente, donará árboles nativos que serán sembrados en las cuencas hidrográficas de la capital que se encuentran en riesgo. La meta es sembrar 1.000 árboles.

Para el director ejecutivo de la Corporación Pilas con el Ambiente, Alberto Ladino, “todos los colegios de Bogotá tendrán la oportunidad de aportar al mejoramiento del ambiente de nuestra ciudad y a la vez apoyar a la Fundación Sanar, con quienes hemos establecido alianza, para aportar fondos destinados para el diagnóstico y tratamiento de niños, niñas y adolescentes con cáncer y sus familias en el manejo de la enfermedad”.

Además, los colegios que participen recibirán al final un certificado del aporte ambiental en entrega de pilas por kilos y árboles sembrados.

¿Cómo lo va a hacer?

En el marco del desarrollo del Programa “Pilas que dan vida”, los colegios que ya tienen contenedor de “Pilas con el Ambiente”, y aquellos que diseñen sus propios contenedores siguiendo las instrucciones disponibles en la página Web (aquí), el profesor líder del proyecto enviará un mensaje a través “contáctenos”, un facilitador le contactará, para ingresar la institución en la “Red de aliados Pilosos”, de esta manera los colegios de Bogotá que hagan entrega de pilas en este periodo, estarán portando a la Fundación Humedal Torca-Guaymaral, en su propósito de sembrar cultura ambiental en las personas, devolverle oxígeno a la ciudad y crear hábitat para la vida silvestre.

“Los colegios y profesores serán reconocidos por su compromiso ambiental y se harán públicos a través de diferentes medios utilizados por Pilas con el Ambiente. Queremos contribuir en el cambio de hábito de los consumidores y de manera especial con los estudiantes con respeto al desecho de pilas y acumuladores, para que todas las personas participen activamente en el sostenimiento y mejoramiento de los recursos naturales”, enfatizó Alberto Ladino.

Con el apoyo de los docentes y directivas de los colegios de la capital, los estudiantes recibirán dos pequeños contenedores por curso, los cuales rotarán entre los alumnos para que sean llevados a sus casas y depositen en ellos las pilas domésticas usadas que se encuentren en sus hogares.

En el momento de la entrega de los contenedores, los estudiantes recibirán una capacitación sobre la importancia de la recolección de las pilas y su contribución en la vida del planeta.

Finalmente, Pilas con el Ambiente, reconocerá a los colegios con mayor aporte en pilas entregadas para su respectivo reciclaje y disposición final.

Cabe destacar que también hay disponibles en Colombia 4.123 puntos de recolección de Pilas con el Ambiente, disponibles en los centros comerciales, almacenes de cadena, torres empresariales, empresas, cajas de compensación familiar, instituciones educativas, conjuntos residenciales, entidades gubernamentales, iglesias y sector hotelero, donde las personas pueden llevar sus pilas domésticas desgastadas.

¿Cuáles son las pilas que se pueden recolectar?

Los estudiantes pueden depositar pilas domésticas tales como: AA, AAA, C, D, 6 voltios y 9 voltios; así como también, pilas recargables o también llamadas acumuladoras (que son las que se encuentran en los celulares y computadores portátiles).

Raúl Moreno, coordinador de proyectos de la Fundación Humedal Torca-Guaymaral, afirma que “es importante hacer permanentemente una labor de formación ambiental entre los más chicos, pues son una población que crecerá teniendo presente los cuidados que debemos tener con nuestros ecosistemas para cuidar y prolongar la vida del planeta”.

Balance de indicadores de gestión.

“El Programa Pilas con el Ambiente es pionero en América Latina”, entre los programas posconsumo y es un ejemplo de colaboración entre autoridades, productores, comercializadores y consumidores de pilas, para lograr una adecuada disposición final del producto. A través del programa “Colombianos Pilosos”, ha desarrollado diferentes estratégicas de comunicación, sensibilización y educación para que más colombianos conozcan lo que se está desarrollando en el país en temas ambientales, particularmente en pilas. El objetivo es cerrar el ciclo de vida del producto de manera conjunta con el consumidor, en pro del medio ambiente”, destacó Alberto Ladino.

De acuerdo con los resultados de 2018, la CPCA recolectó 369.388 kilos de pilas, evitando que llegaran más 1.680 toneladas de pilas y/o acumuladores a los rellenos sanitarios. Por su parte, en lo que va corrido de 2019 la recolección ha alcanzado las 202 toneladas de pilas, la meta proyectada para este año es de 440 toneladas de recolección.