Las personas que han consumido alimentos ricos en calcio durante la infancia, y los primeros años de adultez, tendrán la posibilidad de llevar una vida más saludable durante su vejez, previniendo la osteoporosis y otras enfermedades generadas por la falta de interés.

 

Calcio22

Archivo: Marte Comunica

Por: Redacción Canal ZOOM.

El 2% del peso del cuerpo es calcio, un mineral que contribuye a la formación de los huesos y los dientes, teniendo estos el 85% del calcio.

Por su parte la doctora Geraldine Altamar, geriatra y miembro de la Asociación Colombiana de Osteoporosis y Metabolismo Mineral - ACOMM, afirma que “el calcio es necesario para que los huesos crezcan fuertes y sanos. Funciona para prevenir la enfermedad de osteoporosis, se utiliza como tratamiento para esta patología y cuando existen fracturas se recomienda el consumo de calcio para prevenir futuras roturas”. 

Asimismo, el médico endocrinólogo, presidente de ACOMM, Óscar Rosero, afirmó, “aunque todos sabemos que llevar una vida más saludable es importante pensar en la alimentación que consumimos en el presente, pocos aplicamos esta premisa”.

Es importante que la alimentación y el ejercicio se integren para el fortalecimiento de los huesos, pues según los expertos, los principales alimentos que aportan calcio son: leche, queso, yogur, mantequilla, brócoli, espinacas, acelgas, repollo, espárragos, pescado como salmón, marisco o sardinas.

Algunos de los beneficios del calcio varían de acuerdo a la edad, de la siguiente manera.

Infancia: en esta etapa, la masa ósea se está formando, por eso el nutriente más importante para la formación de los huesos y los dientes, es el calcio.

Adolescencia: el calcio continúa siendo un aporte fundamental para los huesos porque estos aún se encuentran en desarrollo.

Vejez: en esta edad, los huesos se empiezan a volver más porosos, puede generarse la osteoporosis, por ello es fundamental prevenirlo con un adecuado consumo de calcio.

Es por eso, que los expertos recomiendan alimentos ricos en calcio, y la práctica continua de ejercicio para la prevención de fracturas por la osteoporosis.