Expertos del IDEAM, DIMAR y la Unidad Nacional de Riesgos, se dieron cita en la Universidad del Norte para compartir experiencias sobre Ciclones Tropicales y Socializar el protocolo nacional de respuesta sobre la temática que el país requiere, esto, para una mejor preparación ante la temporada ciclónica en el Atlántico y el mar Caribe.

 

Uninorte

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los ciclones tropicales se encuentran entre los fenómenos naturales más destructivos, pues afectan a territorios extensos con vientos fuertes y lluvias intensas. Sin embargo, los daños más importantes para la vida humana y los bienes, no se deben al viento, sino a incidentes secundarios como las mareas de tempestad, las inundaciones, los corrimientos de tierras y los tornados.

A partir del primero de junio y hasta el 30 de noviembre se registra la temporada oficial de huracanes y ciclones tropicales en el Mar Caribe. En Colombia, no es frecuente el tránsito de ondas tropicales sobre las zonas continentales e insulares, pero, por su extensión, cuando estos pasan cerca de las costas se hacen sentir con fuertes brisas, lluvias y oleajes.

Es por eso, que la Unidad de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) permanentemente busca conocer los peligros asociados a los ciclones tropicales en el país.

Durante el ciclo de conferencias, un encuentro y muchas ideas para estar preparados ante los ciclones tropicales, realizado del 2 al 3 de julio, María Teresa Martínez Gómez, consultora en la Unidad, detalló la metodología con la que fue realizado en 2018 un atlas de amenazas por ciclones, el cual, se desarrolló con el apoyo de la Dimar, el Ideam, el Instituto de Meteorología y Estudios ambientales.

“Cuando uno conoce las amenazas y los escenarios donde se ve mayor afectación, los planes de respuesta deben ser más efectivos. En este caso, se miraron todas las trayectorias de los ciclones tropicales, es decir, las tormentas, huracanes o depresiones”, explicó Martínez, matemática con posgrado en Meteorología.