Una comisión de académicos de la Universidad de Groningen, de los Países Bajos, realizó una gira por el Suroeste antioqueño para conocer cómo es la interacción que gesta la Universidad de Antioquia con los habitantes de las zonas rurales. La visita busca fortalecer los lazos de cooperación entre ambas instituciones. 

 

antioquia web

Foto: Universidad de Antioquia.

Por: Víctor Hugo Obando Palacio - Comunicaciones Seccional Suroeste – Universidad de Antioquia.

El arribo de la delegación de los Países Bajos a la región cafetera de Antioquia no fue fortuito. La experiencia del programa Sostenibilidad para el campo de la Universidad de Antioquia y la Alcaldía de Andes ha hecho eco en tierras extranjeras y fue lo que llamó la atención de los académicos, quienes enfatizaron que este proyecto es un caso ejemplar de cómo se relaciona la universidad con su contexto social y político. 

Enriquecer el trabajo desarrollado tanto por los neerlandeses como por colombianos en torno al mejoramiento de las dinámicas rurales, ese es el objetivo principal de este acercamiento. “Esta iniciativa busca conocer los mecanismos de participación establecidos por la universidad para interactuar con el público rural y como ello genera apropiación del territorio en las dimensiones que contempla la sostenibilidad: económica, social, ambiental y agrícola”, indicó Pablo Valdivia, director del Departamento de Cultura y Literatura de la Universidad de Groningen, Países Bajos.

La comisión visitó  la finca La Arboleda, en el municipio de Andes, para conocer el proceso de producción cafetera. “Estoy feliz –más que por la visita- por la noción que me da el hecho de ser ejemplo de producción sostenible para estos profesionales extranjeros (…) y es que aquí, todo lo producimos de manera amigable con el medio ambiente, gracias al estudio que desarrollamos de la mano de la Alcaldía de Andes y la Universidad de Antioquia”, expresó Dora Nelcy Ramírez, propietaria de la finca con su esposo Arcángel Restrepo.

Por su parte, el profesor e investigador de la Universidad de Gronigen, Constantine Mirau, señaló que el caso del Suroeste les llamó la atención porque su principal fuente de investigación es la comunidad y las narrativas que surgen entre la misma para comprender el conocimiento científico que les es compartido en escenarios universitarios. 

“Han hecho algo maravilloso, digno de replicar en los Países Bajos y en cualquier lugar del mundo. Conectar el campo y la academia no es fácil y sí, muy necesario y dignificante; por lo que tiene mucho mérito el proceso de la Universidad de Antioquia”, agregó Mirau.

El intercambio cultural siempre será una herramienta de enriquecimiento cultural y académico. “Es un honor recibirles acá ya que la Universidad de Groningen es reconocida en el mundo por los grandes avances en materia de investigación socioeconómica y es una de las más antiguas de los países bajos (fundada en 1614). Ser visitado por sus docentes y académicos, quiere decir que estamos haciendo bien la tarea de actuar responsablemente con la comunidad que rodea nuestra universidad”, destacó la directora de la Seccional Suroeste, Sara María Márquez Girón.

El paso a seguir después de esta visita es el establecimiento de relaciones sostenibles de intercambio, en las que investigadores de la Universidad de Antioquia puedan viajar a los Países Bajos y aprender de sus experiencias para adaptar al contexto rural colombiano, y, en este mismo sentido, recibir en territorio antioqueño a más miembros de la comunidad universitaria de Groningen para que se acerquen a experiencias de extensión, docencia e investigación adelantadas por la Institución de Educación Superior en otras áreas del conocimiento.